foto presentacion eduardo 2
septiembre 15, 2016

Jefe de división de Seguridad Pública participó en sesión de “Tribunales de Tratamiento de Drogas”

La instancia corresponde a una de las 12 sesiones del seminario “Una gran conversación por Chile: presente y futuro de la seguridad ciudadana”, ciclo que es auspiciado por el Ministerio del Interior y seguridad pública.

En la sesión también participaron Mariano Montenegro, director del SENDA, y Gonzalo Medina, director del Departamento de ciencias penales de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. El primero focalizó su presentación en la relación droga-delito y las acciones que SENDA realiza en materia de tratamiento, señalando que, si bien no hay evidencia de una relación causal, la delincuencia sería una externalidad negativa del consumo de drogas, ilustrando la idea con algunas cifras respecto de la mayor prevalencia de consumo en población penal versus población general.

También destacó el impacto positivo que el enfoque de justicia terapéutica tendría en la problemática. Como contrapunto, Gonzalo Medina señaló que dicho enfoque surge ante la insatisfacción frente a la respuesta penal tradicional, pero cuya difusión responde a la presión por eficiencia, la proliferación de la intervención terapéutica en general en la sociedad y la sobre criminalización de conductas. Puntualizó también que si se establece la disminución de la reincidencia penal como objetivo del tratamiento, entonces sí está estableciendo una causalidad entre droga y delito, postulando que quizá sea más eficiente apartar la intervención terapéutica del sistema penal.

Eduardo Vergara, en su rol de moderador del panel, destacó como contexto que en Chile ha cambiado la proporción de detenidos por infracciones a la ley  20.000 que sanciona el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, aumentando aquellos por tráfico y disminuyendo los detenidos consumo. Luego planteó para el debate la idea de que al mezclar el enfoque sanitario con el penal se pueda perjudicar la decisión respecto de quiénes reciben tratamiento o no y de que se debe analizar la posibilidad de que una persona deje de delinquir y pueda continuar siendo un consumidor responsable.

El ciclo de conversaciones continuará hasta la primera semana de octubre y culminará con una publicación que recogerá todas las temáticas analizadas, así como las posturas y propuestas en torno a ellas.