13 (2)
noviembre 7, 2022

Subsecretario Monsalve destaca la cooperación internacional como eje clave en la lucha contra el Crimen Organizado

En la primera sesión del Consejo Latinoamericano de Seguridad Interior, la autoridad sostuvo que el intercambio de información, la detección de rutas y la promoción de operaciones conjuntas de equipos multidisciplinarios, son esenciales para el control y persecución penal de las bandas criminales.

Como parte de la agenda del Gobierno para fortalecer al país en la lucha contra el Crimen Organizado, el subsecretario Manuel Monsalve se encuentra participando de la primera sesión del Consejo Latinoamericano de Seguridad Interior, denominada “Cooperación regional contra el narcotráfico, la trata de personas, el tráfico de armas y municiones, y los delitos ambientales”.
En ese marco, la autoridad destacó que “la implementación del comité latinoamericano de seguridad Interior, Chile lo considera una herramienta extraordinariamente valiosa, para enfrentar la amenaza del crimen organizado. Las políticas exitosas en materia de prevención, control y persecución del crimen organizado han apuntado a la cooperación interinstitucional y a la formación de equipo internacionales que aúnen fuerzas y optimicen los recursos, por eso son tan importante instancias de cooperación como lo es el Clasi. El presidente Gabriel Boric, definió la seguridad pública como una prioridad y entendemos claramente que el fenómeno que se vive en el Chile no podemos abordarlo sólo desde la perspectiva local. Esta una amenaza que supera la frontera de nuestra regiones, pero por lejos también supera nuestras fronteras y es sin duda, un desafío transaccional”, sostuvo Monsalve.

En su exposición, el secretario de Estado también recalcó que, dada la transnacionalidad del crimen organizado y las características de las fronteras de Chile, la coordinación y colaboración que debe existir con otros países es fundamental, en particular con los países limítrofe y con aquellos donde se origina, transitan e instalan las organizaciones criminales”.

Al respecto, el subsecretario de Interior sostuvo que hay al menos seis áreas donde la cooperación internacional es clave:

1.- Potenciar el intercambio de información para el control y persecución penal del crimen organizado.

2.- Detección de rutas utilizadas por las organizaciones criminales para traficar, drogas, personas, migrantes.

3.- Promover las firmas de dos compromisos internacionales y renovar los existentes en materia de criminalidad organizada.

4.- Generar instancia de coordinación, por ejemplo, para aumentar la eficacia de respuesta rápida ante alerta de incidentes y amenazas de ataques cibernéticos.

5.- Para fortalecer la colaboración, coordinación, intercambio de información de agencias de inteligencia de la región, policías y otros organismos.

6.- Promover la relación de operaciones internacionales conjuntas de equipos multidisciplinarios enfocados en disminuir el poder de las organizaciones criminales especialmente en lo referido a lavado de activos, para la identificación y desbaratamiento de empresas transaccionales que sirvan de fachada al crimen organizado.

“Tenemos la absoluta convicción que los gobiernos de la región debemos trabajar en conjunto para combatir el crimen organizado, sólo así podemos perseguir y neutralizar a las organizaciones criminales que tanto daño le hacen a nuestra sociedad y a nuestra democracia”, manifestó Monsalve, quien en su visita al país trasandino, sumará reuniones bilaterales con sus pares de Argentina, Colombia, Perú y Paraguay.