Aleuy_Coquimbo01_portada
septiembre 15, 2016

Gobierno destaca importantes avances al cerrar etapa de emergencia por terremoto de Coquimbo y da inicio a fase de reconstrucción

Suscripción de acuerdo con alcaldes de 15 municipios permite resolver nudos críticos de primera etapa, donde el Estado ha invertido $ 49.509  millones. Proyección de aportes para reconstrucción considera otros $151.000 millones.

En el marco de la conmemoración del primer aniversario del terremoto y tsunami ocurrido el 16 de septiembre en la Región de Coquimbo, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, suscribió en La Serena un protocolo de acuerdo con la Asociación de Alcaldes de la IV Región–que agrupa a 15 municipios-, a través del cual se establecen las líneas de acción para resolver una serie de nudos críticos identificados en la primera etapa de la catástrofe, lo que permite terminar la emergencia  e iniciar la etapa de reconstrucción.

Al dar cuenta del trabajo desarrollado por el Ejecutivo en la región -en que participó el intendente, Claudio Ibáñez, y el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes- el subsecretario Aleuy destacó la labor ejecutada por el gobierno que, apenas ocurrido el terremoto y tsunami, se concentró en el resguardo de la vida de las personas, en la rehabilitación de calles y servicios básicos y en la recuperación de la actividad comercial y productiva de pequeños emprendedores afectados. Asimismo, reconoció el esfuerzo desplegado por instituciones públicas y privadas, por dirigentes sociales y la comunidad en general, que evitaron consecuencias mayores.

“Más que la gestión del gobierno en esta conmemoración, hemos rendido cuenta, pero si no hubiese cooperado toda la institucionalidad estatal, el mundo privado y los propios ciudadanos, no hubiésemos poder llegar hasta aquí.  Hoy logramos, después de mucho trabajo, entre el gobierno y los alcaldes, solucionar un conjunto de nudos críticos que van a permitir avanzar de mejor manera en el futuro. Lo que importa en democracia y, sobre todo en emergencias, es que todos se involucren, porque las manos no sobran; y que la coordinación y la cooperación siga siendo el mecanismo adecuado para enfrentar este tipo de desafíos”, indicó Aleuy.

Al pormenorizar la respuesta a los desafíos enfrentados, el Intendente Claudio Ibáñez destacó que en plazos breves fue posible resolver los problemas que enfrentaban los emprendedores y  un gran número de pescadores, que habían perdido lanchas y motores que recién habían sido otorgados por el Estado. En total se entregaron 86 embarcaciones nuevas, 162 motores fuera de borda nuevos, la reposición de 187 artes de pesca, además de 225 embarcaciones reparadas.

A nivel comercial y turístico, fueron beneficiados propietarios de restaurantes, cabañas y comida al paso, mientras que Corfo, Fosis, Sercotec y Sence contribuyeron con aportes en financiamiento para emprendedores formales e informales, capacitación y retención de mano de obra.

En Vivienda, se han habilitado 1.281 casas de emergencia y, a su vez, de las 9.032 viviendas que calificaron para acceder a un beneficio de reparación o de reposición, el 63% ya tiene un subsidio asignado, mientras que el 37% restante se encuentra en proceso de resolución.

En bono de enseres, se entregaron 4.249 beneficios, lo que significó un aporte fiscal de $ 2.520 millones.

Al consolidar los aportes entregados en esta fase, desde los distintos ministerios, se concluye una inversión del Estado en la región que hasta ahora suma $49.509 millones que, sumada a los $ 151 mil millones estimados para la etapa de reconstrucción significarán una inversión en la región de $ 200 mil millones.

coquimbo_02

Protocolo, nudos críticos y desafíos

El subsecretario Aleuy reconoció que en este proceso han existido particularidades que han limitado la capacidad de avanzar con mayor rapidez, que se asocian a la dispersión geográfica de las familias afectadas; la alta tasa de ruralidad de los damnificados, donde el 78% de las viviendas afectadas están en zonas rurales y 22% en zonas urbanas; y la falta de documentación actualizada para que las familias acreditaran la propiedad de los terrenos.

“Lo que pasa es que está región tiene muchas singularidades que no siempre se pueden abordar legalmente. El presidente de la asociación (alcalde de Coquimbo, Cristián Galleguillos) puso un ejemplo: cuando uno quiere demoler una vivienda privada, si no se tiene autorización del dueño no lo puede hacer, y como después del terremoto hubo gente que se fue de la región, entonces costó mucho reordenar ese tipo de situaciones. Hay un conjunto de normas legales que el Estado debe cumplir y estas dificultades, después de la presentación que nos hicieron hace un mes atrás, pudimos resolver esos nudos críticos que son muchos”, dijo.

En este sentido, sostuvo que habitualmente las respuestas que se dan son estándares, pero en este caso han sido singulares, en función de la realdad de cada una de las comunas afectadas.

Los compromisos asumidos en el protocolo contemplan abordar la situación de las familias ubicadas en la Población Baquedano, soluciones para los “pisantes” (quienes ocupan terrenos al margen de la legalidad); un despliegue para ubicar a personas beneficiarias de bonos enseres o de materiales, y los mecanismos para la instalación de viviendas de emergencias en zonas de valor patrimonial.

Comité policial

La agenda del subsecretario Aleuy en la Región de Coquimbo comenzó con un comité policial realizado en la Intendencia Regional, donde se analizó la situación delictiva de la región y los cursos de acción para abordar temáticas de seguridad pública.

Al respecto, Aleuy indicó que “estamos satisfechos porque están los planes operativos son los adecuados para reducir los delitos. Además, hemos concordado organizar, para la primera semana de octubre, una macrozona que agrupe a Atacama y Coquimbo, para mirar los delitos de una manera más global. Tendremos un comité policial ampliado, esperamos que puedan participar no sólo los fiscales regionales sino que también el Poder Judicial. Coordinando adecuadamente la labor policial con la labor judicial podemos ser mucho más efectivos para seguir reduciéndolos delitos”, concluyó Aleuy.